lunes, 30 de noviembre de 2015

La película del mes: No serás un extraño

No serás un extraño (1955) inaugura la sección "la película del mes", en la que mes a mes iremos analizando diversas películas centradas en el mundo de la Medicina. La salud y la enfermedad y la intervención de los profesionales sanitarios en el cine estará siempre presente en esta sección.

Lo ideal sería que tras leer los comentarios sobre la película protagonista de esta sección, el seguidor de CINEMED tenga interés en ver el filme, o que se siente ante la pantalla de su televisor, con palomitas o sin ellas (eso es opcional) a ver la película antes de adentrarse en los comentarios del blog, y que después pueda aportar también sus propios comentarios.


Para empezar os ofrezco un enlace donde podéis encontrar las fichas técnica y artística de la película, premios obtenidos y la sinopsis de la misma:



Esta película centrada en el mundo de la Medicina es el debut cinematográfico de su director Stanley Kramer (Orgullo y pasión, Fugitivos, La hora final, Heredarás el viento, ¿Vencedores o vencidos?, El mundo está loco, loco, loco, El barco de los locos, Adivina quién viene esta noche, o Más allá del amor, entre otros títulos). En la siguiente fotografía podemos ver al director de la película. Fue nominado al Oscar en nueve ocasiones pero nunca consiguió la preciada estatuilla.

Stanley Kramer.JPG


La historia de "No serás un extraño" se basa en la novela homónima de Morton Thompson (1907-1953), que tuvo más éxito que su adaptación cinematográfica, aunque he de decir que a mí la película me encanta, así como Robert Mitchum, y por ello he utilizado este filme para inaugurar la sección de CINEMED "La película del mes".

Este escritor y periodista estadounidense escribió diversas novelas y guiones cinematográficos. Además de la novela que adaptó al cien Stanley Kramer, también encontramos una colección de novelas periodísticas llamada Joe, the wounded tennis player y The cry and the Covenant.

En la siguiente imagen podemos ver a Robert Mitchum con Olivia de Havilland, que en la película da vida a una enfermera que se convierte en la esposa del protagonista. Da la impresión de que ella pone más de su parte en la relación que su esposo que se centra más en su carrera y en sus propios intereses.

No seras un extraño

Y en esta otra imagen podemos ver a los talluditos estudiantes de Medicina interpretados por Robert Mitchum, Frank Sinatra y Lee Marvin.

No seras un extraño

Quiero recomendaros un artículo publicado en la Revista de Medicina y Cine sobre la película que comentamos hoy, en el que podréis encontrar información muy interesante sobre "No serás un extraño": No serás un extraño, Revista de Medicina y Cine

Y aquí os dejo otro enlace sobre esta película que os puede resultar de interés: Información complementaria

Y a continuación podéis ver una escena de la película.



La primera vez que vi la película lo hice atraída por su protagonista: Robert Mitchum (1917-1977), un actor que me gusta especialmente, creo que por causa genética, ya que a mi yaya le encantaba, y eso ha influido claramente en mí, no sé si es algo hereditario o aprendido, pero el caso es que me gusta mucho en filmes como Corrientes ocultas, página en blanco, con él llegó el escándalo, El cabo del miedo, Ella y sus maridos, El Dorado, La noche del cazador, o Río sin retorno con Marilyn Monroe, por citar algunos títulos.


Su compañero de estudios Alfred Boone está interpretado por un actor que es uno de los mejores cantantes de todos los tiempos: Frank Sinatra. He dicho uno de los mejores porque no podemos olvidarnos de Elvis Presley. Y otro actor y cantante que me gusta un montón, sobre todo en su faceta musical es Dean Martin.

Boone es un amigo de verdad que ayuda a nuestro protagonista, Lucas Marsh, que pasa graves problemas económicos que a punto están de hacerle abandonar la carrera de Medicina, que es lo que más desea en la vida. Y es que Mitchum no tiene mucho apoyo familiar, con un padre alcohólico que no puede ayudarle a él ni puede ayudarse a sí mismo y que acaba falleciendo atropellado por un autobús. Este padre alcoholizado está interpretado por Lon Chaney Jr, que dio vida al Hombre Lobo, y cuyo padre apareció en múltiples películas de terror, y cuyas monstruosas transformaciones le concedieron el apodo del hombre de las mil caras.

Otro de los compañeros es Brundage, al que da vida Lee Marvin. La verdad es que ya antes he dicho que eran alumnos talluditos, y aunque es cierto que tuve compañeros de carrera que eran bastante mayores, uno de ellos ya era un señor jubilado que hizo la carrera por puro placer, para sacarse una espinita, pero la mayoría empezamos con 18 años y terminamos con 23-24 años, mientras que Mitchum y Sinatra estaban ya en los 40 y Marvin tenía más de 30, es como en algunas pelis y series de televisión en las que aparecen personajes adolescentes y los actores que los interpretan tienen 30 años.

En la siguiente imagen podemos ver a Lon Chaney con una vampírica caracterización-




En la película podemos ver las clásicas aulas anfiteatro en las que en el centro se practicaban diversas intervenciones quirúrgicas a las que los alumnos asistían con muchísima atención. En No serás un extraño los estudiantes de Medicina presencian diversas operaciones, por ejemplo, una de ellas es una laminectomía que para el profesor es una intervención rutinaria, un mero trabajo mecánico, y recuerda a los alumnos que no hace tanto tiempo la cirugía no se consideraba al mismo nivel de la Medicina, y que eran considerados artesanos: los barberos-cirujanos.


La figura del barbero cirujano aparece muy bien reflejada en la serie de televisión La Dra. Quinn, protagonizada por Jane Seymour y Joe Lando. En Colorado Springs Jake ejerce el oficio de barbero y lo mismo corta el pelo que extrae una muela, cura una herida o practica una sangría. Cuando llega la doctora al pueblo muchos le hacen el vacío y en más de una ocasión tendrá enfrentamientos con Jake.


Olivia de Havilland, la Melania de Lo que el viento se llevó, o la protagonista de La heredera da vida en este filme a Kristina, una enfermera que se enamora de Marsh. Él se interesa por la joven, pero ¿En realidad la quiere o sólo busca alguien que le ayude económicamente a terminar la carrera de Medicina? La enfermera es una buena chica, hacendosa, amable y cariñosa y además gana un sueldo y puede cubrir los gastos de Lucas. El interés es lo que lleva al estudiante a casarse con ella, y no se le ve especialmente cariñoso con la chica.

A Lucas se le ve orgulloso y seguro de sí mismo y por ese motivo y de forma quizás algo imprudente recrimina públicamente a uno de los cirujanos. El profesor ha practicado una gastroenterotomía en una úlcera duodenal y menciona que también puede realizarse, según los casos, una gastrectomía total, y Marsh le pregunta al doctor por qué no ha seccionado el nervio vago, cuando existen diversos estudios que hablan de la eficacia de la técnica. Esto es lo que genera la discusión entre el cirujano y el estudiante, que, finalmente, a pesar de estar convencido de que tiene la razón, decide pedir disculpas para evitar que le expulsen de la Facultad. Y efectivamente, Lucas tenía razón, y la primera vagotomía se llevó a cabo en 1943 y la realizaron Dragstedt y Owens. A pesar de que pueda llevar razón su actitud le acarrea problemas pues el médico se comporta altivamente y no da su brazo a torcer.


Lester Dragstedt

Lester Dragstedt.jpeg


A principios de la década de los 80 los australianos Warren y Marshall lograron cultivar por primera vez un bacilo gramnegativo (Helicobacter Pylori) a partir de biopsias de mucosa gástrica, y describieron la relación de dicha bacteria con la úlcera péptica. Este descubrimiento supuso una revolución en la patología digestiva, que cambió radicalmente el tratamiento de la úlcera péptica. En 2005 se les concedió el premio Nobel de Medicina y Fisiología por contribuir a  la curación de la gastritis y la úlcera péptica.



Otro aspecto interesante es el de las expectativas de futuro que tienen los estudiantes, ¿Tienen realmente vocación de médicos o ven la Medicina como un buen medio para enriquecerse? Algunos sopesan cuáles son las mejores especialidades para hacerse ricos y llevar una vida desahogada, y parece que lo de salvar vidas o ayudar al prójimo queda en un segundo plano.


Y no sólo vemos a nuestros estudiantes en quirófano o en el aula presenciando intervenciones o recibiendo lecciones de sus profesores, también pasan visita por las habitaciones, aunque sorprende que no vayan acompañados de un médico y vayan de cuarto en cuarto como Pedro por su casa, sin supervisión, tomando decisiones que podrían poner en peligro la vida o la salud de los pacientes, atendiendo a un enfermo psiquiátrico, asistiendo un parto o extirpando un melanoma. También llama la atención que se mezclen pacientes de ambos sexos o que se fume en el hospital. Lo de fumar me recuerda la película Amarga Victoria (1939) cuando Bette Davis va a la consulta del neurólogo George Brent y ambos fuman. De hecho, cuando ella intenta encender el cigarrillo no atina y así el médico descubre que tiene una dismetría.


Ya con su título de médico bajo el brazo, el Dr. Marsh se traslada con su esposa al que será su primer destino como médico de familia, Greenville, un pequeño pueblo de Carolina del Sur, donde son recibidos por el Dr. Runkleman (Charles Bickford). 


Kristina ya no ejerce como enfermera, a pesar de que le gustaba mucho su profesión y tiene experiencia y destreza. Sin embargo, piensa que debe dedicarse a su marido y a su hogar y dejar de lado su desarrollo profesional. ¿Se trata de una decisión libre o simplemente es lo que se esperaba de una mujer en aquellos años? Por su parte Luc va triunfando en su profesión y realizando un trabajo impecable y parece que cada vez se aleja más de su esposa, como si ya no la necesitara para nada, e incluso tontea con una viuda millonaria a la que da vida Gloria Grahame, una magnífica actriz habitual de las películas de cine negro.



¿Y qué tratamientos farmacológicos aparecen en el filme? son diversos los que aparecen, y que eran propios de la época, como por ejemplo, ergotamina para el dolor de cabeza (indicación en migrañas resistentes a los analgésicos habituales). Y para la úlcera péptica, por ejemplo, se emplea bismuto. Y en cuanto a la anestesia se utiliza pentotal que fue descubierto en 1930, aunque empezó a usarse como anestésico cuatro años después.


Y si creíamos que sólo los pacientes de hoy en día vienen a la consulta con mucha información sobre la salud y la enfermedad porque han estado navegando por Internet y han consultado la wikipedia u otras fuentes, estamos equivocados. Es cierto que en la época en que se rodó la película no había Internet pero entonces los pacientes leían "Selecciones del Readest Digest" y también acudían a la consulta con mucha información, por este motivo el mentor de Marsh le indica que la formación continuada y la actualización de los médicos, que los facultativos han de estar al día y atentos a las últimas innovaciones para poder ofrecer el mejor servicio a los pacientes.

Luc tiene una gran preocupación porque ve la sala de espera llena y piensa que con tantos pacientes quizás no les puedan ofrecer la mejor asistencia sanitaria. Lo cierto es que han pasado los años pero en muchos casos las salas de espera están atestadas o hay largas listas de espera, así que parece que las cosas no han cambiado demasiado.

Resultado de imagen de not as a stranger

En la consulta Luc ve un poco de todo, tiene que atender a pacientes de todas las edades, desde bebés a ancianos, y lo mismo limpia una herida, pone una escayola que saja un absceso glúteo (esto también podemos verlo en El árbol del ahorcado), diagnostica una amigdalitis o le administra un placebo a los más pesados que se quejan sin motivo.


En una ocasión se encuentra con un paciente diagnosticado de neumonía que presenta que presenta una erupción en el abdomen y nuestro protagonista se da cuenta de que padece fiebre tifoidea, una enfermedad de la que antaño moría mucha gente. Nuestro doctor realiza el aislamiento del paciente y le administra cloranfenicol, tratamiento de elección en aquellos tiempos, que se fue sustituyendo por sus efectos secundarios, ya que producía una deplección de la médula ósea.

A continuación podéis ver un vídeo sobre la historia del tifus.





Os dejo un par de vídeos sobre la historia de Mary Mallon, cocinera que a principios de siglo contagió a un montón de gente de tifus, ya que ella era una portadora sana. Este hecho se relata también en la primera temporada de la serie The Knick, y podemos ver a Cornelia y a un inspector de sanidad investigando el origen de la epidemia, hasta dar con la cocinera en cuestión, que no se podía creer que era la causante pues ella estaba sana.



Cuando Luc se encuentra ante este enfermo moribundo que quiere sacar adelante a quien llama es a su esposa, pues confía en ella profesionalmente y es entonces cuando Kristina se da cuenta de que la ve más como una compañera de trabajo, como una competente enfermera, más que como una esposa, y esto la pone muy triste pues ella sí le ama y además está esperando un hijo suyo.
Entre los dos hacen lo posible para salvar al paciente y en la película se nos muestran tratamientos tales como: utilización de oxígeno, masaje cardíaco, transfusiones, cortisona intravenosa o niquetamida.
Cuando la gente del pueblo se entera de que hay un paciente con esta enfermedad empiezan a vacunarse como locos asustados por las posibles consecuencias. Beumer y Peiper son los primeros que realizaron experimentos sobre esta vacuna allá por 1887 y la vacuna definitiva se empieza a emplear en 1896 desarrollada por Fraenkel, Beumer, Peiper y Wright.


Y una situación terrible para nuestro protagonista es cuando tiene que operar a su mentor de un aneurisma y ve que no puede vencer a la muerte, que no es infalible, que sólo es un hombre.

Leer estos comentarios puede estar bien, podéis encontrar cuestiones de interés, curiosidades, pero mi mayor deseo es que disfrutéis con la película, que seguro os encantará. Podríamos comentar más cuestiones médicas, como la extracción de un imperdible, la operación del Dr. Ruckleman, el anestesista inepto (un tema interesante para tratar en el blog sería la negligencia profesional), o la utilización de la prueba de la rana para diagnosticar un embarazo, por poner algunos ejemplos.


Y a continuación quiero analizar de manera pormenorizada algunos aspectos de la película que seguro serán de vuestro interés:
ASPECTOS BIOÉTICOS:

·         Importancia de la formación: Uno de los profesores les inculca que es importante tratar a los cadáveres con respeto y no hacer bromas, que es mejor que dediquen su tiempo a estudiar que a inventar chistes. En suma, les quiere transmitir la seriedad y responsabilidad en el trabajo, y que cuanto más sepan más podrán ayudar a sus pacientes.
En relación con la formación continuada, uno de los cirujanos comete un error que, por soberbia o desconocimiento, no quiere reconocer cuando le es señalado por un estudiante. Esta escena nos muestra la necesidad de la actualización de conocimientos para poder atender mejor a los pacientes.

El Dr. Runkleman, por ejemplo, advierte a Luc sobre la permanente necesidad de formación continuada del médico para estar al día.



·  ¿Medicina por vocación o por dinero? En varias ocasiones se nombra el dinero en esta película. Tanto los estudiantes como algún profesor hablan de la Medicina en términos de ganancia económica, éxito y prestigio. Piensan en las especialidades a las que se pueden dedicar según les puedan proporcionar más dinero, coches lujosos y una vida cómoda, sin tener en cuenta que puedan ayudar a los pacientes o intentar salvar vidas; este aspecto queda en un segundo plano. Además se establece una clara diferencia entre los pacientes privados y públicos, como si los primeros tuvieran más derechos: “su herida operatoria debería ser estéticamente mejor”, dando a entender que los pacientes que no pagan deben conformarse con cualquier cosa, y que no hace falta ser tan cuidadosos como con los pacientes que pagan.

·         Negligencias médicas:
o   Durante la etapa de residencia en el hospital cuando el médico al que da vida Frank Sinatra extirpa un melanoma, aparentemente de forma inadecuada, el protagonista se lo echa en cara y le grita delante de todos, cuando habría sido más adecuado y discreto reprenderlo en privado o, teniendo en cuenta que son alumnos en prácticas, haber solicitado la opinión de algún médico con más experiencia.

o   El director del hospital comarcal actúa como anestesista en una intervención quirúrgica de manera muy incompetente y un enfermo está a punto de fallecer. De hecho también aquí se demuestra las diferencias en la atención médica según el nivel socioeconómico: “Cuando el paciente no puede pagarse un anestesista actúa el Dr. Schneider”.

o   Ese mismo director realiza un diagnóstico erróneo y considera como terminal a un paciente que tiene tifus, o más probablemente, vez fiebre tifoidea.



o   Fracaso quirúrgico del protagonista que se considera casi infalible y se enfrenta a una intervención que le queda grande en un quirófano de un pequeño hospital que no está preparado para una operación tan compleja.

·         Utilización de placebos:  La utilización de placebo podemos verla también en las series "Anatomía de Grey", en un estudio sobre la enfermedad de Alzheimer; o en la segunda temporada de Fargo, en un estudio sobre un tratamiento experimental para el cáncer.

·         Conducta del médico protagonista: Lucas Marsh Es un médico frío y ambicioso, pero no con ambición de dinero o poder sino, quizás, de conseguir la infalibilidad. Su mayor ilusión es ser médico y hace lo que sea para conseguirlo, desde enfrentarse a su padre hasta casarse sin amor con una enfermera que puede mantenerle mientras termina los estudios. Su búsqueda de la perfección le lleva a ser intransigente con los errores de los demás, empezando con su padre alcoholizado al que trata con desprecio, o con compañeros de estudios o colegas que cometen errores por desconocimiento, descuido o falta de formación continuada. Cuando a él, finalmente en el quirófano se le muere un paciente, que además es su amigo, se derrumba totalmente, se ha de enfrentar al fracaso, a su pequeñez y debilidad, y cambia de actitud. Su padre le dice en una ocasión: “no lograrás triunfar. Te falta una cosa muy importante: no basta tener cerebro, hay que tener corazón”. En la actualidad se concede mucho peso en los estudios de Medicina a los conceptos científico- técnicos, pero no debe olvidarse el humanismo.


De todas manera, como os he dicho, lo mejor es que veáis la película, disfrutéis con No serás un extraño y compartáis vuestros comentarios en CINEMED.

Y para terminar un vídeo en el que podemos escuchar a Mitchum cantando: The ballad of Thunder Road. Espero que os guste.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Etiquetas